Liquidaciones


La mecánica de cálculo para practicar una liquidación se basa en la aplicación de una tasa de interés a un determinado capital desde la fecha de origen hasta la fecha de liquidación conforme a las variaciones que dicha tasa ha sufrido a lo largo de ese período de tiempo. De esta manera, el resultado final de una liquidación dependerá principalmente de la tasa utilizada en este procedimiento.

Las tasas disponibles para realizar una liquidación son las siguientes:



Formulario de liquidación